La Ilustre Municipalidad de Illapel anuncia oficialmente que la festividad de año nuevo 2022-2023 no contará con espectáculo pirotécnico, debido al daño que ocasiona en los niños, personas del espectro autista, animales, medio ambiente y el costo monetario para la administración municipal. 

 

Cada año en el país y el mundo se realizan actividades de finalización de año con la presencia de fuegos artificiales, sin embargo Illapel ha adoptado como tradición a futuro no contar con ellos. 

 

La negativa a la realización de los fuegos de artificio se dio tras conversaciones que sostuvo el alcalde de Illapel, Denis Cortés Aguilera, tanto con el Concejo Municipal, como con dirigentes y vecinos de la comuna, los que manifestaron su postura en relación a esto haciendo énfasis en el problema acústico que las detonaciones le generan a personas del Trastorno del Espectro Autista (TEA) y las mascotas que se desorientan, y finalmente, el costo que este tiene, ya que este año sería una inversión de casi cuarenta millones de pesos que se puede destinar a otras actividades para finalizar el año o para el mismo verano de 2023.

 

La máxima autoridad comunal se refirió a lo señalado, destacado que “podemos invertir en algunos temas de emergencia, pero también invertirlos entretención y diversión para los illapelinos, y por eso, estamos tomando la decisión de por un lado, hacer no una, sino varias fiestas navideñas, tener una navidad bien entretenida, y pasar a un verano también bien entretenido, cosa que esos recursos los podemos distribuir para navidad, verano y también en caso que necesitemos algunos recursos para temas de emergencias”.