La jefa del departamento Social de la Municipalidad de Illapel, Claudia Contreras, se refirió al término de la entrega de 7.000 cajas de alimentos que funcionarios municipales distribuyeron en la zona urbana de la comuna.

Se trató de canastas familiares que la Municipalidad adquirió con fondos propios con el objetivo de suplementar las cajas de alimentos aportadas por el Estado y que fueron distribuidas por el municipio en el sector rural. Con ello se pudo llegar a cada hogar de la comuna con este importante beneficio en tiempos de pandemia.

La jefa del departamento Social del municipio illapelino agregó que, durante los próximos días, se realizará la entrega de las cajas de alimentos rezagadas que no fueron entregadas por que sus beneficiarios estaban ausentes de sus hogares durante el reparto. En estos casos, las personas coordinaron con sus juntas de vecinos y el municipio la entrega posterior del beneficio.