El sueño de está haciendo realidad. En la jornada de ayer se realizó el acto de colocación de la primera piedra del Comité Construyendo Juntos, comité que luchó por más de nueve años por tener su casa propia.

199 familias se propusieron el desafío de contar con la casa propia, tarea que no fue fácil, ya que en el camino se encontraron con dificultades como no contar con terreno, no disponer de empresa constructora y recursos ineficientes. Ante este panorama el comité se unió y tomó más fuerza en su gran anhelo, siempre apoyados por el Municipio.

“Primero felicitar a Marina Cornejo, a la directiva, al Alcalde y equipo municipal por hacer posible este sueño. Estas nuevas casas, que llegan a la Villa San Rafael son distintas; son más amplias y los pasajes serán más anchos para que todo tipo de vehículo, sobre todo de emergencias, puedan pasar, además de tener estacionamientos para ser más expedita la circulación”, dijo el Concejal Fabián Olivares. “Fue una espera de nueve años, estamos contentos, emocionados y agradecidos de todas las personas que creyeron en nosotros. Desde un principio nos ayudaron y siempre han estado presentes. Todas estas familias son humildes y trabajadoras. Agradecida del Alcalde, del equipo de vivienda y del Director Regional del Serviu, Ángelo Montaño, quien siempre nos abrió sus puertas”, agregó la presidenta del comité, Marina Cornejo.

El principal objetivo del Gobierno Regional es liderar el desarrollo social, cultural y económico de forma equitativa a través de una gestión de inversión en forma eficiente, sustentable y participativa para el mejoramiento de la calidad de vida de las personas.

“El inicio de obra es una muestra de la evolución de las políticas habitacionales de nuestro Ministerio. Estas serán viviendas más que dignas, con un monto de subsidio de nivel internacional con altos estándares de calidad”, indicó el Seremi de Vivienda y Urbanismo, Erwin Miranda. “Este proyecto permitirá construir 199 viviendas de 48 metros cuadrados, pero con pocos recursos van a tener la posibilidad de ampliarlas a 80 metros cuadrados. Son las viviendas de mayor superficie que hemos construido como Ministerio en terrenos de 120 metros cuadrados”, complementó el Director Regional de Serviu, Ángelo Montaño.

Para la Municipalidad, la principal política en materia de vivienda es que cada illapelino e illapelina tenga una vivienda digna y crezca con igualdad de oportunidades.

“Nosotros hemos sido parte de este proyecto como entidad patrocinante y los hemos ayudado en la postulación. Hay familias que han pasado momentos difíciles, pero hoy es distinta la realidad. Las personas van a tener casas más grandes con un valor cercano a los 30 millones de pesos. Va a mejorar la calidad de vida de todos”, cerró el Alcalde Denis Cortés Vargas.

El proyecto contempla soluciones habitacionales en terrenos con una superficie mínima de 120 metros cuadrados, viviendas aisladas con un promedio de 48 metros cuadrados en un piso con ampliación proyecta en estilo mansarda, llegando a 80 metros cuadrados.