En total, fueron 8 locales comerciales y 2 viviendas afectados por las llamas. Locatarios pierden todo. Las causas aún se investigan.

Un despertar triste tuvo la ciudad de Illapel. A eso de las 02:10 de la madrugada en las intersecciones de las calles Constitución con Arturo Prat, un feroz incendio destruyó parte del caso histórico de la ciudad, dejando 8 locales comerciales con pérdida total, 2 viviendas destruidas por las llamas y 3 bomberos con lesiones leves por la cantidad de monóxido de carbono inhalado.

“Fue un incendio bastante grande. No había visto un incendio de esta magnitud en Illapel. Se quemaron 8 locales comerciales y 2 casas. En estos momentos hay 10 familias que la están pasando mal. No hay seguros comprometidos. Hay muchos damnificados, se les quemó todo. Al no tener seguros, tienen que asumir ellos los gastos y la mayoría eran arrendatarios, por ende, esperan la decisión del dueño, que en estos momentos podría ser demolición, porque estos edificios ya tenían una orden de demolición desde el terremoto. Es una catástrofe”, afirmó el Alcalde Denis Cortés Vargas, quien ha acompañado a los afectados desde las 4 de la mañana.

Las causas del incendio aún se investigan y 3 bomberos – 1 de la Primera Compañía y 2 de la Segunda -  tuvieron que ser trasladados al hospital por verse afectados por la cantidad de monóxido de carbono inhalado. En horas de esta mañana fueron dados de alta y se encuentran fuera de peligro. Ante esta situación, el jefe comunal destacó la labor de Bomberos y agradeció el apoyo brindado por las ciudades vecinas.

“Quiero agradecerle a los bomberos que se sacaron la mugre trabajando. En un momento se vieron sobre pasados y contaron con la ayuda del Cuerpo de Bomberos de Salamanca. Con esta ayuda, se logró extinguir el fuego”, dijo la autoridad.

Llamado al Gobierno

Con el correr de las horas, los propios locatarios fueron los encargados de limpiar los escombros, contando con la ayuda del equipo municipal, que cuenta con una cuadrilla de trabajadores, camión, camión aljibe y retroexcavadora trabajando en el lugar del suceso.

El panorama no se ve bueno para los locatarios afectados. Lo perdieron todo y al no existir seguros comprometidos, serán ellos los que correrán con los gastos de reparación. Ante esta situación, la autoridad comunal le hizo un llamado al Gobierno para que venga en ayuda de los damnificados.

“En mi rol de Alcalde hago un llamado a las autoridades regionales y nacionales para que puedan ayudar a estos vecinos con los instrumentos que tiene el Estado. Sé que Fosis puede ayudar, porque nos ha ayudado en otros casos. También le pido ayuda a Corfo, Sercotec y también al Ministerio de Economía, su rol es súper importante, porque pueden hacer gestiones para, sobre todo a aquellos que tienen créditos comprometidos, de hacer un enlace con los bancos para que no les cobren, porque sino, más los vamos a arruinar. Hay que renegociar estas deudas que tienen hoy día”, enfatizó Cortes Vargas.

“Hay gente que lo perdió todo. El llamado es que el gobierno ayude a las personas. Seguiré gestionando y buscando ayuda. Queremos un Estado más rápido”, complementó.

Una de esas personas que lo perdió todo es José Pinto, propietario de la imprenta La Voz del Choapa. “Las pérdidas han sido totales. No hay recuperación. La pérdida la calculo en unos 25 millones de pesos. Cuando se originó el incendio no había nadie trabajando (las imprentas tienen turnos de noche). Unos adultos mayores que viven el sector fueron rescatados por unos jóvenes. Fueron sus ángeles de la guarda”, afirmó.

Nuevo comienzo

Ahora, la preocupación de los afectados por el feroz incendio es tener la posibilidad de empezar de nuevo y recuperar parte del capital perdido. Ante este escenario, Plaza de Abasto sería el lugar idóneo para este inicio.

“Existe la alternativa de que los afectados puedan ocupar las instalaciones de Plaza de Abasto. Si se toma la decisión de demoler, la única posibilidad que le podemos dar como Municipalidad es pasarle locales de Plaza de Abasto. Para estar ahí, necesitan capital para reiniciar sus negocios y es aquí donde el Gobierno nos puede ayudar. Necesitamos que el Estado actúe y sea rápido para que nuestros vecinos se pongan de pie nuevamente”, cerró Cortés Vargas.