En la jornada de ayer, el Alcalde Denis Cortés Vargas se reunió con el Director Regional del Servicio de Salud de Coquimbo, Ernesto Jorquera Flores para afinar los últimos detalles para la recepción municipal del Cesfam Urbano.

En la oportunidad, la autoridad regional confirmó que el recinto se le entregará a la Municipalidad dentro de los próximos días para que sea recepcionado por la Dirección de Obras, para luego pasar por la autorización sanitaria, la cual se realizaría en mayo próximo.

“El Municipio de Illapel se hará cargo de este centro de salud. En este minuto aún está bajo la dirección del Servicio de Salud porque nos encontramos en la fase final de la construcción. La próxima semana  le entregaremos a la Municipalidad (Dirección de Obras) este proyecto ya terminado para que pase a la autorización sanitaria en mayo próximo”, afirmó la autoridad de salud.

A su vez, el Alcalde Denis Cortés Vargas destacó lo provechoso que fue el encuentro, el cual sirvió para aclarar algunas dudas y tuvo la posibilidad de ver los equipamientos que tendrá el Cesfam Urbano, los cuales tienen tecnología de punta para entregarle un mejor servicio a los 20 mil illapelinos que se podrán atender en el servicio de salud.

“Fue una reunión provechosa donde pudimos despejar algunas dudas sobre el funcionamiento de este Cesfam Urbano. De acuerdo a la ley, nos corresponde a nosotros administrar y entregar un servicio a la comunidad. Vinimos a ver el equipamiento y nos vamos gratamente impresionados por la excelente calidad de las máquinas con que cuenta el Cesfam. Los vecinos de Illapel se van a sentir orgullosos de tener este servicio. Ahora estamos a la espera de que nos lleguen los recursos desde el Ministerio para poder empezar a trabajar”, dijo el jefe comunal.

La cita también contó con la participación del Concejal Fabián Olivares, quien también está en la Comisión de Salud del Concejo Municipal, quien valoró el esfuerzo del Municipio por contar con el Cesfam Urbano, luego de que la obra estuviera parada por un tiempo por la quiebra de la empresa que lo iba a construir en primera instancia.

“Hay una dedicación y trabajo por parte del Municipio para levantar este Cesfam que estaba completamente abandonado. Después de un arduo trabajo se pudo llegar a esto, un centro de salud que parece una clínica donde hay equipamiento moderno y con tecnología de punta, que será beneficioso para los illapelinos”, cerró el Concejal.

Para el mes de mayo se espera que esté la autorización sanitaria, para en junio empezar con el reclutamiento de funcionarios, los cuales serán municipales. Se espera la apertura para el público en agosto.