En dependencias de la Casa de la Cultura se presenta durante un mes el Taller Arte Educador, el cual es realizado en el Centro de Detención Preventiva de Illapel desde 2016 y que este 2017 ha abordado la técnica del tallado.

El programa corresponde a una oferta programática dirigida a personas que se encuentran cumpliendo una pena privativa de libertad en recintos tradicionales y sobre la base de la observación de una buena conducta, tal como lo explicó la Jefa Técnica de la Unidad Penal, Luisa Rodríguez.

“Esto es un programa del Taller Arte Educador que está a nivel nacional y que está en la unidad hace aproximadamente cinco años y este último periodo fue más enfocado al trabajo en vidrio, espejo y tallados en madera. Ellos siempre esperan el taller y proponen técnicas nuevas para ir haciendo distintos tipos de trabajo”, indicó.

El taller consta con una trayectoria de cinco años y actualmente se focaliza en la enseñanza del tallado de madera y trupán, plasmado sobre espejos y relieves. Valeria Aguilera, monitora del taller, indicó que los reos -10 conforman el taller- tenían muchas ganas de exhibir sus trabajos por segunda vez.

“Estos trabajos se abordaron el 2016 y parte de 2017. Las temáticas están relacionadas con espejo y relieve, los espejos son en madera y tallados a mano, hechos de tupán, son teñidos y relacionados con formas figurativas y abstractas, también relacionados con el sol, la flora y fauna, estos fueron gustos personales de mis alumnos, los cuales estaban muy emocionados con la oportunidad de mostrarles sus trabajos a la sociedad por segunda vez”, afirmó.

Por su parte, la Concejala Hermosina Mánquez, quien fue a la inauguración en representación del Alcalde Denis Cortés Vargas, quedó maravillada con las obras de artes que hacen las personas privadas de libertad y llamó a la población a comprar los espejos y tallados de la exposición, porque detrás de cada reo hay una familia que alimentar.

“Todo esto es maravilloso. La habilidad que tienen estas personas es increíble y este taller hace que las personas crezcan y además pueden vender sus obras para ayudar a sus familias”, cerró la autoridad.

Las clases se realizaron una vez por semana, los días martes, de 9:30 a 11:30 horas.