* En la oportunidad el municipio entregó alimentos, agua, frazadas y sales hidratantes a los crianceros con los cuales se reunieron.

Preocupado se encontraba el alcalde de Illapel Denis Cortés Vargas por los arrieros que se hallan en la cordillera argentina luego del frente de mal tiempo que afectó al país la semana pasada, por este motivo desde el viernes pasado ha realizado gestiones para saber sobre el estado de salud de los crianceros.

Además el alcalde Denis Cortés se comunicó con Luis Valdevenito , representante del gobierno regional en San Juan, Argentina, quien informó que el sábado un grupo de gendarmería argentina visitó a los crianceros quienes se encontraban bien, pero que no habían podido bajar debido a los 80 centímetros de nieve.

Ayer domingo el jefe comunal, envió un equipo municipal hasta Los Perales de Césped, camino el encanto y luego se trasladaron hasta el valle alto de Salamanca, Corrales Nuevo de Batuco, por donde bajan la mayoría de los crianceros, para contactarse con arrieros y saber el estado de salud.

En el sector del río Illapel el equipo municipal se encontró con Angélica Yáñez y Germán Cortés. En el sector de Batuco se reunieron con Oriel Ibacache y Germán Bravo, quienes tres días de recorrido, descendieron solo con carga, e informaron que en el sector cordillerano de Patos Sur los crianceros de Quillaycillos se encuentran bien, alrededor de 25 personas, siendo ellos los primeros en bajar luego del frente de mal tiempo.

En la oportunidad el municipio entregó alimentos, agua, frazadas y sales hidratantes a los crianceros con los cuales se reunieron.

La comitiva municipal estuvo integrada por Domingo Barraza, presidente de los crianceros caprinos de Illapel, Exequiel Trigo, funcionario municipal, un paramédico y un funcionario de relaciones públicas.

La mayoría de los crianceros viajaron en diciembre en busca de mejor forraje, de ellos algunos ya han regresado y según informó el Sag tiene plazo para regresar hasta el 5 de abril.