* Una motoniveladora, una retroexcavadora y excavadora trabajaron el lugar para despejar las rutas. Además se preocuparán de limpiar las entredas de algunas viviendas que se vieron afectadas y también se informó de ocho bocatomas del canal que se vieron afectadas.

Un alud en el sector secano y minero de Matancilla, más tarde lluvia en los poblados altos del Río Illapel, produjeron cortes de caminos debido a rodados y bajada de quebradas, por lo que el municipio dispuso de su maquinaria para despejar parte de las vías, y además arrendó una excavadora para limpiar el sector norte y sur de Los Perales de Césped.

En este contexto el alcalde Denis Cortés informó que dispuso de personal y maquinarias para ir en ayuda de las familias afectadas al momento de ser informado de la emergencia en Matancilla y Los Perales de Césped.

Desde el viernes 27 de marzo el municipio ha trabajado en el sector alto del Río Illapel despejando el camino que dejó incomunicadas a las familias, impidiendo incluso el normal recorrido de la micro.

Una motoniveladora, una retroexcavadora y excavadora trabajaron el lugar para despejar las rutas. Además se preocuparán de limpiar las entredas de algunas viviendas que se vieron afectadas y también se informó de ocho bocatomas del canal que se vieron afectadas.

Osvaldo Leiva dio a conocer su testimonio de lo ocurrido con las lluvias del pasado jueves. “Todos con miedo y no sabíamos que podía pasar más adelante y quedamos aislados con ganado que venía bajando de la cordillera. Un buen apoyo para el sector de acá por parte del municipio” enfatizó Leiva, residente del lugar.